A Naman Wakil lo acusan también de negocios turbios con Petropiar y Petromiranda

Después de tres años preso Rodríguez Torres va a juicio
08/03/2021
Expertos de la OEA exigen a la Fiscalía de la CPI decidir ya el caso Venezuela
08/06/2021

Transparencia Venezuela, 5 de agosto de 2021.- Naman Wakil, el magnate venezolano de origen sirio detenido el 3 de agosto en Miami, fue acusado formalmente ante un tribunal federal de esa ciudad, en EEUU, de ser parte de una red de sobornos y blanqueo de capitales que no solo le permitió obtener al menos USD 250.000.000 en contratos de alimentos de la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA), sino también lograr la firma de varios acuerdos por unos USD 30.000.000, para proporcionar “bienes y servicios” a las empresas mixtas de Pdvsa que están en la Faja del Orinoco, Petropiar y Petromiranda.

La justicia estadounidense reveló en la acusación que el empresario habría lavado el dinero obtenido con estos contratos utilizando cuentas de bancos en el sur de Florida, a través de la compra de 10 apartamentos en esa misma zona, donde residía, 1 avión de USD 3.500.000 y 1 yate de USD 1.500.000, además de los pagos a los funcionarios venezolanos que sobornó. Y, por si fuera poco, adquirió otras 10 propiedades al sur de Francia.

El mismo día de su detención Wakil fue presentado ante un tribunal donde fue acusado de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), violación de la FCPA, de conspiración para cometer blanqueo de capitales, blanqueo de capitales de promoción internacional y de 3 cargos de participación en transacciones con bienes derivados del delito.  Si es condenado, Wakil se enfrenta a una pena máxima de 80 años de prisión, según la versión oficial.

La audiencia de prisión preventiva del magnate será este viernes 6 de agosto, en el tribunal federal de primera instancia de Miami.

El nombre de este empresario no figuraba oficialmente en los más de 78 expedientes abiertos en EE UU -una de las naciones más infiltrada en su sistema financiero e inmobiliario por la corrupción con origen venezolano-, que han sido contabilizados Transparencia Venezuela hasta junio de 2021. Por lo tanto, tampoco figura en la lista de los señalados en las 39 causas judiciales adelantadas en las jurisdicciones de Florida, Nueva York, Texas, Connecticut, Arizona y Columbia que investigan estas conspiraciones criminales.

Pagos por contratos con empresas mixtas

En los negocios de Naman Wakil con Petropiar, una empresa conjunta entre Pdvsa y la estadounidense Chevron, y Petromiranda, surgida de la asociación entre la estatal venezolana de petróleo y el Consorcio Nacional Petrolero de Rusia, figuran una red de por lo menos 10 personas, entre ellos funcionarios que, según la acusación, tenían mucho poder en esas filiales de Pdvsa.

Las autoridades estadounidenses refieren que las empresas de Naman Wakil recibían “directa o indirectamente” fondos de Petropiar y Petromiranda, entre ellas la compañía denominada WakilOil. Se señala que las conexiones de Wakil se realizaron con una persona identificada en la acusación como “funcionario venezolano 3” que fue un alto funcionario de Petromiranda entre 2014 a 2017. También mencionan su relación con el “funcionario venezolano 4”, denominación que usan las autoridades para referirse a un alto funcionario de Petropiar durante el período de 2015 a 2017.

También se habla de un “co-conspirador 1″ como un venezolano “pariente de un funcionario venezolano”, mientras que son señaladas otras tres “personas”, sin identificar, como co-conspiradores 2, 3 y 4. Hay una quinta persona que es investigada y que se identifica como “un ciudadano del Reino Unido”.

De acuerdo a la acusación, se realizaron pagos en los negocios con Petropiar y Petromiranda de la siguiente manera:

2014:  Wakil hizo un pago de USD 100.000 dólares al “funcionario 3” desde la empresa WakilOil .

2015:

  • El empresario recibió aproximadamente USD 7.700.000 en una cuenta bancaria a favor de una de sus empresas en los Estados Unidos “en relación con un contrato de Petromiranda”.
  • Wakil hizo la transferencia de aproximadamente USD 250.000 a una cuenta corporativa en los Estados Unidos para el beneficio del funcionario venezolano 3.
  • Naman Wakil “hizo que el funcionario venezolano 4 aprobara un contrato de aproximadamente 11,2 millones de dólares para que Petropiar comprara las pipas”.

Se lee en la acusación que se trata de “una cifra inflada de aproximadamente nueve veces el importe de las tuberías”. Se agrega que “para ocultar y disfrazar los beneficios del contrato con Petropiar, Wakil hizo que los pagos de Petropiar se depositaran en una cuenta de la empresa a una cuenta corporativa del co-conspirador 4 en Miami”. Luego el dinero fue movido en distintas transferencias entre Panamá y EEUU.

2017:

  • Naman Wakil hizo una transferencia “de un condominio con un valor aproximado $300.000 en Miami, Florida una entidad corporativa controlada por un pariente cercano del funcionario venezolano 4 para el beneficio del funcionario venezolano 4.”, se lee en la acusación.
  • Wakil “mantuvo registros de pagos de sobornos, incluyendo USD 350.000 en pagos hechos para el beneficio de un funcionario venezolano 3 pagos y la transferencia de USD 300.000 al estado real en beneficio del funcionario venezolano 4”.

Los negocios con la comida

En la acusación se refiere que el millonario empresario tenía varias empresas que recibían fondos de la estatal CASA, a través de cuentas bancarias para las empresas WakilFood que el empresario abrió en Suiza, EEUU y en las islas Caimán.

De acuerdo a la acusación de fiscales de EE UU, este empresario habría pagado desde 2007 sobornos a funcionarios venezolanos para obtener contratos de importación de alimentos para Venezuela, en muchos casos vencidos o a punto de vencerse, por lo que no eran aptos para ser consumidos, y además con sobreprecio. Esa comida estaba destinada a programas sociales para los más desvalidos.

En cuanto a los contratos con alimentos al magnate se le vincula con una persona que fue alto funcionario de la empresa estatal CASA entre 2010 y 2011, identificado como “funcionario 1”, mientras que se menciona a otro empleado de alto nivel que estuvo entre 2011 y 2014, denominado “funcionario 2”.

Se lee en el documento oficial que, desde enero de 2010 hasta mediados de 2011, Wakil “recibió aproximadamente 30 millones de dólares a través de transferencias entrantes de CASA a una cuenta de cuenta ubicada en las Islas Caimán”, a favor de una de sus empresas.

También señalan las autoridades que entre agosto y septiembre de 2010, Wakil transfirió USD 750.000 a una cuenta bancaria en el sur de Florida en beneficio de un funcionario venezolano. “Para ocultar y disimular el origen de estos sobornos, Wakil proporcionó facturas falsas para que el gobierno de las Islas Caimán indicara falsamente que los pagos eran para, entre otras cosas, servicios logísticos y personalizados y trabajos de papelería”.

Además, se señala en la acusación que desde el año 2012 hasta el año 2015, Naman Wakil recibió aproximadamente USD 225.000.000 “a través de transferencias de cables de CASA a cuentas bancarias para las Wakil Food Companies en Suiza”.

Se precisa que entre 2012 y 2014 el empresario detenido transfirió aproximadamente USD 11.000.000 “en pagos de sobornos desde las cuentas de WakilFood Companies a una cuenta bancaria en Suiza controlada por el co-conspirador 2”, para lo cual “proporcionó una declaración falsa a la oficina de Suiza en la que se afirmaba que los pagos eran, entre otras cosas, por motivos logísticos,, por servicios logísticos y de papelería”.

Propiedades y empresas en la red de Wakil

De acuerdo a la acusación formal contra el empresario venezolano de origen sirio, de los contratos obtenidos con la estatal CASA para la adquisición de alimentos para programas sociales en Venezuela, Naman Wakil habría transferido al menos USD 50.000.000 a una cuenta personal en Suiza.

De estos fondos en Suiza, Wakil transfirió al menos USD 20.000.000 a otras cuentas personales en el Reino Unido, “que Wakil utilizó para comprar, entre otras cosas, 10 apartamentos en el sur de Francia, apartamentos en el sur de Florida, un avión de 3,5 millones de dólares y 1,5 millones de dólares por cada uno de ello”, refiere el documento de acusación.

En Chavismo INC., una investigación colaborativa trasnacional entre varios medios de comunicación y Transparencia Venezuela, se refleja el alcance que ha tenido la fortuna del contratista Naman Wakil.

Según el reportaje “Los nuevos ricos del barrio” de chavismo INC., son 12 las propiedades de Wakil en el estado de Florida se estiman en unos USD 19.219.000.

“De ellas, ocho están registradas bajo empresas, cinco son propiedad del propio Wakil y su esposa, Ingrid María Sayegh Sakka; dos en el mismo edificio: el 951 de Brickell Ave. de Miami. En la transacción de esos apartamentos hay una curiosidad: se los compró a Atahualpa Fernández Arbulu, un empresario estrechamente vinculado al mundo militar venezolano, los textiles y el agua embotellada. Wakil y Fernández, además, eran propietarios de apartamentos en la polémica Torre Porsche Design de Miami, un lujoso rascacielos de 60 pisos con elevadores para automóviles donde otros venezolanos conectados con casos revisados por la justicia estadounidense tenían también propiedades. Chavismo INC. contactó a Wakil para pedir sus comentarios sobre estas actividades, pero no se recibió respuesta”, se lee en el reportaje.

Entre las propiedades de Naman Wakil que se registran en Chavismo INC están: 11 apartamentos, la mayoría ubicados en Miami, entre ellos unos muy lujosos como el ubicado en la conocida Torre Porsche Design, con un valor de USD 5.700.000 y otro en Coconut Grove II, con un costo de USD 4.100.000.

Además de la empresa WakilOil, vinculada al sector petrolero,  mencionada en la acusación formal, en la base de datos de Chavismo INC se encuentran las siguientes empresas relacionadas con Wakil, casi todas creadas entre 2007 y 2010:

 

Empresa País Estatus Socios
Wakil Properties, LLC EEUU Activa

 

Ingrid María Sayegh Sakka
Perdigao Agroindustrial Group INC.

 

Panamá

 

Disuelta Elías Sarraf

Marcela Rojas

Ingrid María Sayegh Sakka

Corporación de Abastecimiento y Seguridad Agroalimentaria SA (CASA)

 

Panamá Disuelta Alberto Herrera

Gabriel Martínez Garcés

Lisbeth Marquina

Namal Wakil

Frigomerc, S.A

 

Panamá Disuelta Gabriel Martínez Garcés
Alimentos Universal Trading Corp.

 

Panamá Disuelta Avadis Avadis

Elías Sarraf

Marcela Rojas

Naman Wakil

Frigorífico Agrofrío, S.A.

 

Panamá Disuelta Gabriel Martínez Garcés
Doux Frangosul Agro Avícola Industrial S.A

 

Panamá Disuelta Alberto Herrera

Gabriel Martínez Garcés

Lisbeth Marquina

Namal Wakil

Quatro Marcos LTDA S.A

 

Panamá Disuelta Elías Sarraf

Ingrid María Sayegh Sakka

Naman Wakil

Marcela Rojas

Obelisk Global S.A Panamá Disuelta Marcela Rojas
Ad’oro S.A

 

Panamá Disuelta Gabriel Martínez Garcés

 

Atlas Systems International INC

 

Panamá Suspendida Elías Sarraf

Georges Hneich

Naman Wakil

Todos Los Alimentos Universal Corp.

 

Panamá Suspendida Elías Sarraf

Ingrid María Sayegh Sakka

Naman Wakil

Frigorífico Concepción S.A

 

Panamá Disuelta Alberto Herrera

Gabriel Martínez Garcés

Ingrid María Sayegh Sakka

Naman Wakil

M & V Trading International Inc.

 

Panamá Disuelta Avadis Avadis

Elías Sarraf

Marcela Rojas

Naman Wakil

All Food Universal Corp
Vizcaya 602, LLC

Además, el registro de Transparencia Venezuela evidenció dos empresas más, no reflejadas en Chavismo INC. Se trata de Propiedades de Wakil, LLC, una empresa con sede en EE UU que está activa y cuyos socios son: Azar, Souheil A, Ingrid María Sayegh Sakka, Naman Wakil y Souheil A. Azar. La otra compañía es Capital Sins LLC, registrada en EE UU y que está aún activa. Sus socios son: Gerardo A. Vázquez, Ingrid María Sayegh Sakka y Naman Wakil.

Es posible que existan más empresas estén relacionadas por el contratista Naman Wakil en EE UU y en Panamá, por la coincidencia en los nombres de quienes han sido sus socios y porque así se refiere en la acusación presentada el 3 de agosto contra el empresario.

Un camino de denuncias

Abril de 2016 : El diputado de la Asamblea Nacional, Carlos Berrizbeitia, denunció que el entonces Rodolfo Marco Torres, ministro de Alimentación, había firmado tres órdenes de compra dirigidas a tres empresas de Naman Wakil: Perdigao Agroindustrial, Casa Sociedad Anónima y Atlas Sistema Internacional. Denunció que eran empresas de maletín, registradas en el bufete de abogados Morgan y Morgan, cuyos dueños fueron identificados como Jesús Tomás Marquina Parra y Néstor Marquina Parra, quienes son cuñados del exministro Carlos Osorio, según el parlamentario.

El parlamentario mostró otra orden aprobada por Marco Torres destinada a Domar Traging, cuyo representante era Tomás Elías González Benítez. Todos los documentos sumaban USD 160.000.000. «Este señor, Naman Wakil, recibió pagos de más de 5 millones de dólares», señaló Berrizbeitia.

Octubre de 2019:  Naman Wakil resaltó en la investigación Panamá Papers. Según los documentos, Wakil tuvo la intención de abrir una compañía fantasma con Mossack Fonseca, en 2013, reseñó la agencia Bloomberg. De acuerdo a la publicación, el abogado del empresario manifestó que tenía a su disposición USD 400.000.000. La investigación periodística maneja la hipótesis según la cual el contratista creaba “compañías espejo”, “que toman el nombre de compañías legítimas que venden pollo y carne en grandes cantidades para facturar al gobierno desde allí”. El Ministerio Público venezolano comenzó una investigación contra Wakil pero no se conocen sus resultados.

Share This