Denunciarán ante la CIDH criminalización de defensores de DDHH en Venezuela

La Sala Social del TSJ olvidó que el bolívar es la moneda nacional
03/09/2021
El TSJ se contradice sobre la gravedad de la violencia de género en Venezuela
03/11/2021

Transparencia Venezuela, 8 de marzo de 2021.- Defender los Derechos Humanos en Venezuela es una tarea peligrosa y prueba de ello es que en 2020 se registraron 216 ataques contra activistas y organizaciones, lo cual representa un aumento de 157% en comparación con 2019. Estos y otros datos más serán presentados a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que el próximo 25 de marzo de 2021 celebrará una audiencia para recibir información sobre el proceso de criminalización que sufren quienes se dedican a defender y denunciar las violaciones a las garantías fundamentales en Venezuela.

La información la dio el organismo al presentar su agenda para su 179 período de sesiones, que se realizará de manera virtual.

Representantes del Laboratorio de Paz, del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), de Acción Solidaria, de los centros de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello y de la Universidad Metropolitana, de Civilis, de Prepara Familia, de CONVITE y del Centro de Justicia y Paz (CEPAZ) informarán a los comisionados como las condiciones en las que laboran los defensores de Derechos Humanos se han deteriorado durante el contexto de la pandemia del COVID-19.

Desde que estalló la crisis sanitaria Venezuela se encuentra bajo dos estados de Excepción, el de Emergencia Económica impuesto desde de 2016 y uno de Alarma, decretado para enfrentar al coronavirus. Esta peculiar situación ha abierto las puertas a más abusos y un aumento de la represión, según denunciaron el Comité de Familiares de Víctimas de los sucesos de febrero y marzo de 1989 (Cofavic), la Vicaría de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Caracas y la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT).

Sobre los migrantes

Pero la CIDH no solo prestará atención a los peligros que corren los defensores de Derechos Humanos en Venezuela, sino que también analizará el tema de los migrantes en América del Sur y el impacto que ha tenido el coronavirus en quienes han abandonado el país en los últimos años.

El Centro de Derechos Humanos de la UCAB participará en esta sesión, que también se celebrará el mismo día, 25 de marzo, en la mañana; y lo hará junto a una docena de organizaciones de la región.

A finales de 2019, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) habían estimado que 4, 5 millones de venezolanos habían dejado el país en los últimos años, escapando de la pavorosa crisis económica y política que aqueja a Venezuela. La mayoría de los migrantes se han instalado en países latinoamericanos, lo que ha impulsado a las autoridades de algunos de estas naciones a implementar medidas para frenar su entrada.

Aunque se presume que la pandemia ha provocado un descenso en el número de migrantes y refugiados, se teme que el desplazamiento se incremente a medida que la crisis sanitaria se resuelva; y, por ello, el Gobierno de Canadá recientemente advirtió que el éxodo de venezolanos podría convertirse en el más grave a nivel mundial.

Share This