Tres militares son los primeros venezolanos sancionados por el Reino Unido

Dan un cheque en blanco al gerente de Administración y Servicios del TSJ
12/07/2020
La Sala Constitucional despidió a la AN elegida en 2015 con más amenazas
01/12/2021

Transparencia Venezuela, 10 de diciembre de 2020.- El almirante Remigio Ceballos Ichaso, jefe del Comando Operacional Estratégico de la Fuerza Armada; el general Fabio Zavarse Pabón, comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB); y el teniente coronel Rafael Enrique Bastardo Mendoza, ex director de las cuestionadas Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional (FAES), se convirtieron en los primeros venezolanos a los que el Gobierno del Reino Unido sanciona por violar Derechos Humanos.

La decisión la anunció el ministro británico de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, el 10 de diciembre de 2020, coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos.

“Las sanciones envían un mensaje claro a los violadores de Derechos Humanos de que el Reino Unido las pedirá cuentas.”, agregó el funcionario, en un comunicado remitido por el Foreign Office (Cancillería).

Los uniformados fueron mencionados en varias ocasiones en el informe que la Misión Internacional Independiente de Verificación de Hechos del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas presentó en septiembre pasado y en el cual señala que existen “motivos razonables para creer que en Venezuela se cometieron crímenes de lesa humanidad” desde 2017.

La GNB y la FAES son responsabilizadas de la brutal represión a las manifestaciones registradas en los últimos años en el Venezuela y de ejecutar crímenes como ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y tortura.

Dime con quién andas

Ceballos Ichaso, Zavarse Pabón y Bastardo Mendoza son los primeros venezolanos ser sancionados al amparo de la Ley que el Parlamento británico aprobó en 2018 y mediante la cual se creó el Régimen Global de Sanciones contra Violadores a Derechos Humanos, que autoriza al Ejecutivo de Londres a negar o retirar visas y congelar los bienes y fondos a quienes sean señalados por vulnerar garantías fundamentales.

Hasta diciembre de 2020 Londres había incluido en su “lista negra” a 65 personas y tres organismos de distintos países. Entre los sancionados figuran Saud al-Qahtani, a quien las autoridades de Estados Unidos señalan como el líder del equipo que asesinó en 2018 al periodista y articulista de “The Washington Post” ,Yamal Khashoggi, dentro del consulado saudí en Estambul (Turquía). Saud al-Qahtani es considerado un cercano colaborador del príncipe heredero del reino petrolero, Mohamed bin-Salám.

Otro sancionado junto a los uniformados nacionales fue el exdictador gambiano Yahya Abdul-Aziz Jemus Junkung Jammeh, quien gobernó con mano de hierro su país entre 1996 y 2017; y quien se hizo famoso internacionalmente por impulsar en 2008 la aprobación de leyes para castigar con la pena de muerte la homosexualidad, aunque -ante el escándalo internacional- la sanción pasó a ser cadena perpetua.

“Las sanciones fueron impuestas a funcionarios de seguridad de alto rango responsables por las violaciones a los Derechos Humanos cometidas por el ilegítimo régimen de Maduro. Estas medidas son un recordatorio de la crisis que vive Venezuela y se producen poco después de que el ilegitimo régimen organizara unas fraudulentas elecciones parlamentarias este 6 de diciembre”, recalcó la Cancillería británica.

 

 

Share This