Exigen transparencia a los gobiernos en el combate del Coronavirus

TSJ sigue vulnerando autonomía de las universidades nacionales
03/16/2020
El coronavirus agravaría el endémico retardo procesal de los tribunales
03/24/2020

Transparencia Venezuela, 20 de marzo de 2020.- “La información es poder”. Esta expresión cobró nueva dimensión en medio de la crisis mundial provocada por la pandemia del coronavirus, por ello desde las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea (OSCE) exigieron a las autoridades de todos los países ser transparentes, facilitar la labor de los periodistas y garantizar acceso a Internet.

“La salud humana no solo depende del fácil acceso a la atención sanitaria. También depende del acceso a información precisa sobre la naturaleza de las amenazas y los medios para protegerse a sí mismo, a su familia y su comunidad”, afirmaron los relatores de los tres organismos internacionales en un comunicado.

Tras reclamar de todos los gobiernos que “proporcionen información veraz sobre la naturaleza de la amenaza que supone el coronavirus”, los expertos demandaron de todas las autoridades garantizar el acceso a Internet y facilitar la labor de los comunicadores sociales.

“El acceso a Internet es crítico en un momento de crisis. Es esencial que los gobiernos se abstengan de bloquear el acceso a Internet; en las situaciones en que se ha bloqueado el acceso a Internet, los gobiernos deben, con carácter prioritario, garantizar el acceso inmediato al servicio de Internet más rápido y amplio posible. Especialmente en un momento de emergencia, cuando el acceso a la información es de vital importancia, no se puede justificar la imposición de amplias restricciones al acceso a Internet por motivos de orden público o seguridad nacional”, se lee en el documento, en el cual se agrega:

El derecho de acceso a la información significa que los gobiernos deben hacer esfuerzos excepcionales para proteger el trabajo de los periodistas. El periodismo cumple una función crucial en un momento de emergencia de salud pública, en particular cuando tiene por objeto informar al público sobre información crítica y monitorear las acciones del gobierno”.

Ante esta exigencia, es necesario subrayar que Nicolás Maduro violó ambas recomendaciones en momentos en que Venezuela comenzaba a sufrir los efectos de la pandemia. Pese a la crisis no ha dudado en bloquear en tan solo horas el sitio web coronavirusvenezuela.info creado por la Asamblea Nacional para suministrar información sobre la enfermedad, hecho denunciado de inmediato tanto el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido por 50 países como Jefe de Estado interino; así como por la organización Espacio Público.

El 18 de marzo, un equipo del portal Crónica Uno fue impedido por funcionarios de la Policía Municipal de Libertador a reseñar el grado de acatamiento de la cuarentena decretada por Maduro en Catia, una zona popular a oeste de Caracas. Pero no fue el único caso, pues reporteros del medio digital Factores de Poder también denunciaron obstáculos por parte de funcionarios de la Guardia Nacional.

Reporteros Sin Fronteras, en marzo de 2020, incluyó a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) en su lista de los “20 peores depredadores digitales de la libertad de prensa”, en la categoría censura estatal debido a su decisión de bloquear sitios web como Infobae, El Pitazo, Dólar Today y Armando.Info.

La ONU, OEA y OSCE llamaron a las autoridades ser muy cuidadosas a la hora de pretender ejercer la censura al detectar informaciones falsas, pues “cualquier intento de penalizar la información relativa a la pandemia puede crear desconfianza en la información institucional, retrasar el acceso a información fiable y tener un efecto silenciador en la libertad de expresión”.

Share This