Odebrecht se declaró en estado de “indefensión” en juicio en el TSJ

La Constituyente de Maduro solo ha asumido funciones de la AN y perseguido a la disidencia
08/01/2019
Acusan a diputados de activar “guerra de cuarta generación” contra Maduro
08/13/2019
Odebrecht se declaró en estado de “indefensión” en juicio en el TSJ

Transparencia Venezuela, 7 de agosto de 2019.- “Ellos sabían que allí no se podía construir 2.400 viviendas”, dijo el abogado del Metro de Caracas tras acusar a Odebrecht de “desleal”  en una audiencia que se realizó en el Tribunal Supremo de Justicia, en la que los representantes de la constructora, acusada de pagar sobornos millonarios en varios países del hemisferio, declararon a la empresa brasileña en estado de “indefensión”.

Se trata de uno de los dos procesos judiciales del que se tenga conocimiento en Venezuela contra la sociedad mercantil Constructora Norberto Odebrecht, S.A, que se ventila la Sala Político Administrativa del máximo juzgado a partir de la demanda presentada por Metro de Caracas, que fue admitida el 19 de junio de 2018. El Metro busca que la empresa brasileña pague 76 millones 50 mil dólares, más el monto de 854 millones de bolívares, por concepto de fianza de anticipo, así como de fianza de fiel cumplimiento previstas en el contrato suscrito el 28 de diciembre de 2012.

“Surgieron problemas técnicos, de orden geológico”, argumentó el representante legal del Metro de Caracas. “Y esa construcción se redujo de 2.400 viviendas a solo 400”, dijo el abogado al referirse al proyecto contemplado en el marco de la llamada Gran Misión Vivienda Venezuela para el cual el estado aprobó un total de Bs. 1.877.000.000 más US$169.000.000.

Esto reducción en el número de viviendas “sorprendió” a la estatal de transporte, según los argumentos presentados en la audiencia realizada en el juzgado de sustanciación de la Sala Político Administrativa.

Recalcó también que Odebrecht solo informó de esta situación después de firmar el contrato, por lo que con posterioridad se modificaron los términos del documento y “la obra continuó su ejecución”.

Relató ante el juez de sustanciación que la construcción “se reiniciaba” y “se paralizaba” hasta que la constructora “llegó un momento en que cesó la comunicación con el Metro”. Alegó que Odrebrecht “hacia todo”  y “el Metro solo hacía labor de supervisión”.

Las casas debieron levantarse en el  sector Las Tapias, en Mariche, estado Miranda, pero nunca se construyeron. De acuerdo a la memoria y cuenta del Ministerio de Transporte de 2015 el avance físico de la obra para ese entonces era apenas de 6,67%, aunque el Estado había anticipado Bs. 563.100.000 más US$ 50.700.000, es decir el 30% de lo acordado en el contrato,  y que- de acuerdo al abogado de la constructra- se redujo en 83,33% al disminuirse el número de viviendas de 2.400 a 400.

Además de esos montos, en el juicio también el Metro de Caracas reclama a Odebrecht –   y a su fiadora Seguros Caroní-  el pago de 281.550.000 bolívares, y US$ 25.350.000, por concepto de fianza de fiel cumplimiento.

“La constructora incumplió y debe devolver los anticipos”, afirmó el abogado del metro de Caracas ante el juzgado de sustanciación de la Sala Político Administrativa.

Cuestión de suelos

La defensa de Odrebrecht, a cargo de Maurice Eustache y Julio César Sánchez, argumentó que se pasó de 2.400 casas a solo 400 “por las condiciones geológicas del suelo”, que hacían inviable levantar las viviendas en ese sector de Mariches.

“Teníamos el conocimiento del terreno en la misma medida que el Metro de Caracas”, dijeron los abogados  y solicitaron que este detalle quedara asentado en el acta de la audiencia para las futuras etapas del juicio.  Agregaron que Odebrecht “no participó en la selección del terreno”.

Los abogados también negaron que la constructora actuara de forma “evasiva” o “con negligencia” y alegaron estar en estado de “indefensión”.

Insistieron en que hay “defectos procesales” en la demanda presentada por el Metro de Caracas, que “no se indica cuáles son los daños materiales ni cómo se debe ejecutar la fianza”. También que el contrato “no está terminado” sino “paralizado”, por lo que negaron que Odebrecht  pueda devolver el anticipo.

“Se alega que no se demanda por daño y perjuicio, pero se pide la fianza”, acotaron.

José Maza, abogado de Seguros Caroní, pidió al Tribunal Supremo que excluyera a su representada de este juicio, pues “carece de facultad para responder por la fianza” ya que Odebrecht “no pagó las primas de la póliza de seguros”. Agregó que cuando el Metro de Caracas demandó  “la fianza estaba extinguida”.

El juzgado de sustanciación dio cinco días al metro de Caracas para responder a las observaciones que se hicieron en la audiencia. Luego trascurrirán 8 días más para que las partes promuevan las pruebas. Es un juicio que apenas empieza.

Share This