La corrupción en Pdvsa evaporó más de US$1,5 millardos en un solo año

La opacidad y la falta de control en Petróleos de Venezuela (Pdvsa) llegó a tal nivel durante los gobiernos del fallecido Hugo Chávez y de Nicolás Maduro que solo en un año más 1,3 millardos de euros (1,5 millones de dólares) salieron de las arcas de la principal compañía del país hacia los bolsillos de funcionarios, ex funcionarios o sus parientes.

La información figura en los informes que la Unidad de Inteligencia Financiera del Principado de Andorra elaboró, en el marco de la investigación por legitimación de capitales adelanta la justicia del pequeño país europeo, que está enclavado entre España y Francia; y por la cual fueron intervenidas en 2015 la Banca Privada d´Adorra y su filial española, el Banco de Madrid, donde decenas de venezolanos, algunos ex funcionarios, tenían cuentas millonarias.

Entre 2011 y 2012 Diego Salazar, primo del ex ministro de Energía y ex presidente de Pdvsa; el ex viceministro de Energía, Nervis Villalobos; el ex presidente de la extinta Electricidad de Caracas, Javier Alvarado, y otros implicados habrían blanqueado 1.347.339.972 euros, a través de las cuentas que tenían en la Banca Privada d’Andorra, según el reporte de los investigadores. Esa información fue utilizada por el Ministerio Público- intervenido por la Constituyente- para solicitar en noviembre de 2018 al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) la extradición de Villalobos y Alvarado, quienes fueron detenidos en España a finales de 2017.

Justo ese año- 2011 – destaca sobre los demás en las operaciones de la trama. En junio de ese año el entonces presidente Chávez reveló desde La Habana (Cuba) que le fue detectado un tumor cancerígeno maligno, que le había sido extirpado durante una cirugía practicada originalmente para atender una dolencia en la pierna. En los meses siguientes fue sometido a tratamientos de radio y quimioterapia. Sin embargo, en 2012 volvió a anunciar que le había reaparecido el cáncer, por lo que debió ser sometido a otra operación y a unas sesiones de radio y quimio.

Tras postularse para una tercera reelección consecutiva y ganarla, en las elecciones del 7 de octubre de 2012, a principios de diciembre anunció que debía volver a Cuba para otra cirugía, en virtud de que el cáncer había reaparecido nuevamente. El 5 de marzo de 2013 se anunció el fallecimiento del mandatario..

Por un desliz empezó todo

Salazar, quien fue detenido a finales de 2017 en su oficina de Caracas, llegó a manejar solo una de las varias cuentas que llegó a tener en el banco andorrano casi 404 millones de dólares, 403.911.987 para ser más exactos; y 596.844 euros, según los investigadores del país europeo.

Sin embargo, el cerco a Salazar, primo de Rafael Ramírez,  ex ministro de Energía y ex presidente de Pdvsa, no empezó levantarse por los millones que comenzó a amasar gracias a los jugosos contratos que recibió mientras su pariente presidía los destinos de la estatal petrolera, sino por un gesto de generosidad u opulencia.

“La existencia de una investigación internacional, por presunto blanqueo de capitales, ventilada ante los Tribunales del Principado de Andorra, en contra de los ciudadanos que conforman el denominado ‘Grupo Salazar’, que inició en fecha 7 de abril de 2010, a raíz de una solicitud de información hecha por la Agencia Contra el Blanqueo de Capitales y Financiamiento al Terrorismo de la República Francesa (TRACFIN) en la cual requerían se indagara en relación a una transferencia bancaria realizada a favor de un trabajador de un hotel en París, en fecha 23 de noviembre de 2009, por la persona jurídica Highland AssetsCorp, por la cantidad de noventa y nueve mil novecientos ochenta euros (€99.980), por concepto de ‘propina por servicios prestados’”, se lee en la sentencia número 336 de la Sala Penal del TSJ, en la cual se dio luz verde a la solicitud de extradición pedida por el intervenido Ministerio Público.

La compañía Highland Assets era dirigida por el venezolano Luis Mariano Rodríguez Cabello, quien también es solicitado por la justicia nacional, pero en la cuenta que esa sociedad tenía en la Banca Privada d’Andorra figuraba Salazar, de acuerdo con los investigadores del país europeo.

El grupo tuvo 100 empresas en Venezuela, la mayoría de las cuales no tenían ninguna actividad comercial y presentaban el mismo domicilio o los mismos directivos, de acuerdo con las indagaciones dirigidas por Tarek William Saab. También operaba en Panamá, Belice y las islas Vírgenes Británicas, todos considerados paraísos fiscales.

Los chinos también juegan

Pero la red, en la que hasta ahora han sido mencionadas una treintena de personas, no solo habría lucrado de los fondos de Pdvsa sino también de otras compañías que deseaban hacerse con alguno de los jugosos contratos que ella otorgaba. Al menos media docena de empresas chinas habrían pagado cerca de 180 millones de dólares al grupo encabezado por Salazar para hacer negocios con la estatal petrolera, en el marco del convenio binacional suscrito entre Beijing y Caracas.

“Desde el mes de octubre del 2011, se apreciaron distintos movimientos, consistentes en transferencias bancarias, procedentes de cuentas abiertas igualmente en la Banca Privada de Andorra, pertenecientes a empresas mayoritariamente chinas, entre las que tenemos a Shandong Kerui Petroleum Equima Co Ltd (China), China Camco Engineerino Co Ltd (China), Sinohydro Corporation Limited (China) Cici Venezuela C (USA) , Yutong HongKong Limited (Hong Kong) y Qfiina Machinery Engineering Corporation (China). La cantidad total canalizada por medio de estas transferencias ascienden a la cantidad de ciento setenta y nueve millones doscientos noventa y un mil setecientos dos con setenta y seis centavos de dólares americanos ($ 179.291.702,76)”, recoge el dictamen del máximo juzgado, citando a la investigación de Andorra.

Share This