Magistrada Indira Alfonzo intervino en elecciones de la Universidad de Carabobo

La magistrada Indira Alfonzo ha vuelto a favorecer al chavismo y esta vez lo hizo al arrebatarle a la oposición la Presidencia de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de Carabobo, obtenida en las polémicas elecciones estudiantiles del 14 de noviembre de 2018.

Alfonzo, quien preside la Sala Electoral, fue la redactora  del fallo que al filo de la Nochevieja del año 2015 suspendió la posesión de los diputados del estado Amazonas, dejando así a la entidad selvática sin representación en el Parlamento y quitándole a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) la mayoría calificada de 2/3 que consiguió días antes en las parlamentarias de ese año. Con los 113 diputados la oposición podría haber aprobado, por su cuenta, leyes orgánicas, designado funcionarios como los magistrados del máximo juzgado, el Fiscal General, el Contralor y el Defensor del Pueblo o los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) y hasta enmendar o reformar la Constitución de 1999.

La decisión que supone la anulación de la proclamación del opositor Marlon Díaz como presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad de Carabobo figura en la sentencia número 102 de la Sala Electoral, en la cual la instancia admitió la acción de amparo que la aspirante chavista Jessica Bello interpuso contra los comicios estudiantiles y le ordenó a las autoridades de la casa de estudios que la reconozcan como la nueva presidenta de la asociación de centros de estudiantes.

Pese a que el contenido en extenso de la decisión no ha sido publicada por el TSJ, en la página web se califica de “inexistentes y sin efecto jurídico los actos arbitrarios e ilegítimos” realizados por el presidente de la Comisión Electoral de la Universidad de Carabobo, Luis Eduardo León; y lo acusa de haber incurrido en “usurpación de las atribuciones” en perjuicio de los demás miembros de la instancia encargada de organizar los comicios.

El candidato afectado por la decisión del máximo juzgado, Marlon Díaz, aseguró que el dictamen forma parte de un “plan piloto” del Gobierno para asaltar a la Universidad venezolana y sostuvo que el TSJ no tiene competencia para revisar los procesos comiciales estudiantiles.

“Es una elección de gremios que no está regulada en la ley de universidades y por eso el TSJ no tiene vinculación”, dijo en declaraciones a una emisora de radio.

Esta no es la primera vez que el TSJ se entromete en los comicios universitarios. Por culpa de otro fallo las autoridades de la Universidad Central de Venezuela (UCV) no han podido renovarse.

 

Amazonas, en la gaveta

Casi tres años después de que la Sala Electoral acordara suspender “cautelarmente” la proclamación de los diputados de Amazonas, dando por buenos los alegatos de partidarios del gobierno de que la oposición incurrió en irregularidades en la elección como la compra de votos, la instancia no ha emitido su decisión final, lo cual no solo representa una infracción de los lapsos establecidos en las leyes del TSJ y de Procesos Electorales sino que ha dejado a una entidad sin voz ni voto en el Parlamento.

La actuación de Alfonzo y de los demás miembros de la Sala Electoral contra la Asamblea Nacional  les valieron que en mayo pasado el Gobierno canadiense los incorporara en su lista de funcionarios chavistas sancionados por atentar contra la democracia y los Derechos Humanos en Venezuela.

Share This