Mendoza, el azote de los partidos opositores y el protector del presidente tampoco puede viajar a EEUU o Canadá

Transparencia Venezuela, 31 de julio de 2018.- La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ha sido la artífice de la mayoría de los dictámenes que han prácticamente anulado a la Asamblea Nacional y por ello no debe extrañar que su presidente, el magistrado Juan José Mendoza, figure en la lista de sancionados por los gobiernos de Estados Unidos, de Canadá y de Panamá.

Mendoza, quien antes de ser nombrado magistrado por la anterior Asamblea Nacional en diciembre de 2010 había sido diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), no solo ha avalado el más de medio centenar de fallos que la intérprete de la Carta Magna ha dictado contra el Parlamento elegido en diciembre de 2015, sino que además ha sido autor de otras decisiones polémicas.

Así la sentencia número 1 del 5 de enero de 2016 prohibió la doble militancia en el caso de los partidos políticos y ordenó a las toldas que no hubieran participado en las dos últimas elecciones con sus siglas y colores que se renovaran ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), pero no como había venido ocurriendo hasta ahora, presentando listas, sino que llevaran a sus militantes a sitios escogidos por el órgano comicial para no solo firmar una planilla sino colocar su huella dactilar en una máquina captahuellas y evitar la doble militancia.

A este dictamen le siguieron otros que fueron los que permitieron al CNE anular a la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y luego las de Primero Justicia y Voluntad Popular.

Asimismo en julio de 2017 fue el redactor de la sentencia mediante la cual amenazó con cárcel a los abogados que horas antes fueron designados por la AN como magistrados, en sustitución de los nombrados por el anterior Legislativo en diciembre de 2015.  En esta ocasión el fallo fue publicado y Mendoza, en compañía de los otros seis magistrados de la Sala Constitucional, compareció ante los medios para leer la decisión, la cual ha llevado al exilio al grueso de los 33 nombrados.

“La Sala Constitucional debe reiterar la advertencia dirigida a los diputados de la AN, a los ciudadanos integrantes del írrito Comité de Postulaciones Judiciales y a los ciudadanos que se pretendan investir del cargo de magistrados de este alto tribunal que con tal conducta incurren de manera flagrante, entre otros, en el delito de usurpación de funciones”, afirmó el magistrado, quien agregó: “así mismo incurren en delitos contra la independencia y la seguridad de la nación, en particular en los delitos de traición a la patria y contra los poderes nacionales (…) estos delitos también están contemplados en el vigente Código Orgánico de Justicia Militar, en conclusión ante los actos declarados nulos, de evidente animo subversivo, la Sala declara que corresponde a las autoridades competentes civiles y militares ejecutar las acciones de coerción pertinentes a fin de mantener la paz y la seguridad nacional”.

Pero Mendoza ha sido el autor de decisiones en contra de la oposición y  el artífice de otras a favor del mandatario, de quien fue compañero en el Parlamento. En 2014 multó a un abogado (Gilberto Rúa) con 200 unidades tributarias, por haber interpuesto una acción de amparo contra el presidente Nicolás Maduro, que consideró “grosera” e “irrespetuosa”; además de ser “confusa”.

Además en 2017 fue autor de la sentencia número 7, en la cual anuló la decisión del Parlamento de declarar la falta del Jefe del Estado y donde estableció que para que este supuesto, previsto en el artículo 232 de la Constitución se dé, el mandatario se debe ausentar del Palacio de Miraflores sin justificación y debe dejar de cumplir con sus responsabilidades.

Share This