Transparencia Venezuela y Grupo La Colina realizaron el foro Constituyente sin soberano

Para Juan Manuel Rafallí con la Constituyente el absolutismo será mayor. Antonio Di Giampaolo aseguró que habrá una gran frustración, pero el país va a seguir adelante; mientras que Liliana Hernández resaltó que el quiebre es definitivo y el Gobierno no tiene capacidad para superar la crisis

 

Caracas 04 de julio de 2017. En el país van 92 días de protestas, 88 muertos, han sido arrestadas 3.553 personas y 1.107 de ellas permanecen detenidas, lo que lleva a pensar que es inaceptable lo que está ocurriendo. Por ello, Transparencia Venezuela deshilvanó lo que significa la separación de poderes para la vida en libertad y el daño que está ocasionando su ausencia.

En este contexto, Mercedes De Freitas, directora ejecutiva de la ONG señaló “No creo que se pueda parar la Asamblea Nacional Constituyente, se va a producir y hay que tener estrategias para antes y también para cuando se instale”.

En este sentido, presentó el libro Muchas instituciones un jefe, que compila 15 ensayos sobre la separación de poderes y su impacto en diversas áreas, los que considera pueden dar luces sobre lo que se está viviendo en Venezuela y cómo enfrentar la desaparición de la pluralidad de ideas y de la oposición en caso de que se instale la ANC.

De Freitas describió el ensayo del politólogo Ricardo Sucre, que trata sobre cómo le afecta a la participación política la falta de separación de poderes. El autor realizó un análisis sobre el impacto y el peso del voto y entre los hallazgos señaló que a lo largo de 19 años el ciudadano se ha aferrado al sufragio como valor, pero en realidad este cada vez pesa menos en la decisión y en los cambios  políticos. Además, explicó que el venezolano participa en política desde los partidos pero también fuera de ellos. “En la nueva constituyente no hay posibilidad de una postulación independiente y autónoma sino de manera sectorial”, aseguró.

Otro trabajo que contiene el libro es el de José Ignacio Hernández, doctor en derecho administrativo, que trata sobre el impacto de la falta de separación de poderes en el sistema judicial, indicó que, para la defensa de los derechos, la lucha contra la corrupción y la vida en paz lo más importante es contar con justicia independiente porque es la garante del Estado de derecho y de que todos los ciudadanos sean iguales. De Freitas citó del ensayo “las modificaciones necesarias para asegurar la independencia y la respetabilidad del poder judicial es la base de la lucha que tiene por delante Venezuela” y agregó que la ANC no es la vía para lograr la autonomía ni la independencia de los poderes.

Yorelis Acosta, psicóloga clínico, presentó los resultados del último estudio en el que encontraron que 90% de los consultados asegura que los organismos públicos son poco eficiente,   91% cree que las autoridades no se preocupan en representar los intereses de la población, 94% dijo que las autoridades abusan del poder, 93,5% dijo que si no hay control de las autoridades la gente tiene hacer lo que le parece conveniente, 93% respondió que es raro que en este país se realicen juicios justos. A juicio de la directora de TV estas cifras representan pistas para diseñar estrategias de acción de cara a las elecciones de la ANC.

Asimismo, Francisco Martínez, politólogo y defensor de derechos humanos, presentó una investigación sobre el efecto de la separación de poderes en los derechos humanos. Al respecto De Freitas afirmó que actualmente no hay manera de defenderse, no hay posibilidad de introducir una demanda, que se obtenga una mínima protección frente un abuso cuando lo ejerce el Estado.

Arturo Peraza, sacerdote miembro de la Compañía de Jesús, relató el impacto en la ética social y ciudadana de no contar con la independencia de poderes. Advirtió que se reduce la capacidad de tolerancia y respeto cuando no hay un Estado al que recurrir para lograr justicia y cuando no se tiene un Estado que sirva de modelaje en el área de e la ética

De Freitas explicó que el trabajo de Maruja Dagnino, periodista y directora ejecutiva del Instituto Prensa y Sociedad incluye datos sobre el impacto del control de los poderes desde el Ejecutivo sobre la libertad de expresión y la democracia, además incluye reflexiones sobre cómo en los medios públicos se ha ido construyendo una realidad que el Gobierno quiere dibujar pero que cada vez está más alejado de la cotidianidad y cómo desde estos medios se sentencia, se estigmatiza y criminaliza a las personas que critican y se oponen a su proyecto político con  descalificaciones cada vez más aberrante.

Lea también: En medio del conflicto político la población valora el voto como instrumento para rescatar la democracia

También participó en el libro, Francine Jácome quien realizó un trabajo que relata cómo los militares se han transformado en empresarios, cómo se ha utilizado el mundo militar para la acción política y también el tránsito del sistema de inteligencia del Estado de los civiles a los militares.

Roberto Briceño León, sociólogo y director del Centro de Investigaciones Laboratorio de Ciencias Sociales,  realizó un ensayo en el que da cuenta de que incremento del número de homicidios tiene que ver también con la falta de separación de poderes y las irregularidades en la conformación de políticas públicas en materia de seguridad.

De Freitas, explicó que ella también escribió un ensayo para el libro cuyo tema es el contralor y aseguró que si se hubiese contado con una controlaría activa se habría frenado el abuso de los recursos públicos a lo largo de 17 años y la situación del país sería otra.

Igualmente, comentó que el economista Asdrúbal Oliveros y la socióloga Isabel Pereira, desarrollaron estudios referentes a los efectos que ha tenido en la economía y el sector privado la subordinación de los poderes públicos al Ejecutivo. Precisó que las confiscaciones de empresas privadas, el control de cambio y del BCV, Cadivi y las importaciones se han convertido en los grandes espacios de corrupción en el país.

Señaló que Dafne Gil, urbanista, advirtió en su documento que sin libertad no se puede innovar ni trabajar en la creación de espacios distintos y de avanzada. Finalmente, la Federación de Estudiantes de Derecho de Venezuela escribió sobre cómo han sido intimidados desde el Ejecutivo por oponerse a su supuesta revolución.

Después del 30 de julio

En el foro Constituyente sin soberano, moderado por la presidenta de la Academia de Historia, Inés Quintero participaron también el abogado constitucionalista Juan Manuel Rafalli, Antonio Di Giampaolo, constitucionalista y Liliana Hernández, ex diputada.

Rafalli sostuvo que cuando el Estado comienza a utilizar el poder sobre la base de la imposición y no por el reconocimiento de la sociedad se hace ilegitimo y eso es lo que se está viviendo en el país. “El uso de la fuerza no es aceptado. 85% de la gente no reconoce al presidente Nicolás Maduro y de allí es que viene el quiebre”.

Nunca se había vivido algo igual, alertó. Normalmente el ataque a la separación de poderes se realizaba sobre la base del poder de facto, pero ahora se hace usando la Constitución.” Lo cual es de la peor perversidad que pueda existir desde el ejercicio de la función pública, esas son las neodictaduras, los autoritarismos de nuevo puño, que sobre la base del populismo se hacen del poder y terminan utilizando las herramientas constitucionales para secuestrar la institucional y que no funcione la separación de poderes”.

El control de los poderes utilizando la Constitución viene desde el Gobierno de Chávez, dijo que este Gobierno le agregó la represión violenta y que con la elección de una ANC, con la que dicen pueden hacer lo que les da la gana, se corre el riesgo de un absolutismo mayor desde el momento en que se instale.

Según Antonio Di Giampaolo, la actual Carta Magna se aprobó para la que cumplieran otros. Desde el año2007, con el intento de reforma se inician los avances para que la división de poderes se produzca meramente en el orden organizativo.“En Venezuela no hay separación de poderes lo que existe es servilismo y subordinación”, aseveró.

Sostuvo que la Constituyente se plantea en contra del soberano. Destruye el derecho al voto porque diseñaron un sistema electoral en el que solo 15% la convocó. Di Giampaolo aseguró estar en contra de la convocatoria desde el primer párrafo, porque quieren promover la construcción y fortalecimiento del socialismo, revivir la reforma rechazada del 2007, abrir el dialogo para la paz, pero barriendo a la derecha opositora. “El mayor de los problemas es que es un sistema corporativo porque la votación no es universal, no se da el derecho de escoger a cada uno de los candidatos postulados”, dijo.

Puede ocurrir que se instale la ANC o una “dictadura constituyente” y habrá una gran frustración, pero el país va a seguir. “No podemos entregarnos ni desistir este es un país de triunfadores y va a salir adelante”, destacó.

Para finalizar, Liliana Hernández, dijo que la Constituyente es producto de una decisión de la revolución que data del año 2015, en la que se ordena que en Venezuela no se puede realizar ninguna consulta electoral a menos que se tenga la posibilidad de triunfar.

“Esto es viejo, estamos pagando las consecuencias del enamoramiento de Chávez y de ir cediendo espacios”, indicó. Hay que entender que hay una profunda crisis en la que el ciudadano pasó de la escasez a no poder comprar los productos porque el dinero no le alcanza. A su juicio, pase lo que pase el 30 de julio, habrá un quiebre porque el presente es fatal y el Gobierno no tiene capacidad para solventar la crisis social, económica y política.

Considera que la protesta colectiva de más de 90 días ha sido una catarsis pero ya no es suficiente y los sectores populares están siendo reprimidos para que piensen antes de sumarse al conflicto. Refirió que se están armando alianzas, ahora hay confrontación entre colectivos y el hampa, porque estos últimos le dicen a la oposición que salga a protestar que ellos los defienden.

“Hace 90 días no sucedía nada, pero hay que mantenerse en la calle estoy convencida de que el quiebre es definitivo, no tengo la fecha, pero si depende de la fuerza de nosotros”, aseveró Hernández.

Share This