TSJ instó al Gobierno a impulsar la remoción de Almagro al frente de la OEA

Maikel Moreno TSJPor considerar que busca “atentar contra la existencia de los estados nacionales latinoamericanos”, en particular contra el venezolano al pedir su suspensión de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) instó al Gobierno de Nicolás Maduro a buscar la remoción del actual secretario general del organismo, Luis Almagro.

La solicitud figura en un acuerdo que la Junta Directiva del máximo juzgado emitió este lunes, rechazando la actualización del informe sobre Venezuela que el excanciller uruguayo presentó el pasado 14 de marzo al Consejo Permanente del bloque, para conseguir que esa instancia aplique la Carta Democrática Interamericana al país.

Tras expresar su respaldo irrestricto a “la política exterior del Estado venezolano en la defensa irrestricta de la institucionalidad democrática y exhortar al Ejecutivo Nacional para que ejerzan todas las acciones nacionales e internacionales a los fines de garantizar el respeto a la Constitución y a la soberanía”, el TSJ, de boca de su presidente, magistrado Maikel Moreno, solicitó al presidente Maduro que “considere la posibilidad de proponer la remoción del actual secretario general de la OEA, Luis Almagro, a la Asamblea General, según lo establece el artículo 116 de la Carta de la OEA dada la reiterada agresión contra Venezuela y sus instituciones”.

El máximo juzgado justificó su petición en las “inaceptables” afirmaciones que Almagro habría realizado en su informe, donde, según el documento leído por Moreno, “pretende desconocer la independencia del Poder Judicial”.

En su informe, el Secretario General de la OEA fustigó duramente a la justicia venezolana, al afirmar: “El Estado de Derecho no está vigente en Venezuela; ha sido eliminado por un Poder Judicial completamente controlado por el Poder Ejecutivo, que ha anulado cada ley aprobada por la Asamblea Nacional así como sus potestades constitucionales o los derechos del pueblo, especialmente sus derechos electorales. Hoy en Venezuela ningún ciudadano tiene posibilidades de hacer valer sus derechos; si el Gobierno desea encarcelarlos, lo hace; si desea torturarlos, los tortura; si lo desea, no los presenta a un juez; si lo desea, no instruye acusación fiscal. El ciudadano ha quedado completamente a merced de un régimen autoritario que niega los más elementales derechos”.

Almagro apeló a estudios de organizaciones de la sociedad civil venezolana las cuales han denunciado, entre otros aspectos, que al menos la mitad de los actuales miembros del máximo juzgado no cumplen los requisitos para ocupar los puestos que desempeñan y nueve habrían militado en el partido de Gobierno y/o ocupado cargos en las administraciones del fallecido Hugo Chávez y Nicolas Maduro.

Share This