El fallo con el que el TSJ pretendió proteger las visas americanas del chavismo

renovar-la-visaeeuuPor considerarla una acción de “agresión”  que viola “todas las fuentes del Derecho Internacional (principios, jurisprudencia, costumbres y tratados y otros instrumentos internacionales)” el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró nula la Ley para la Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil en Venezuela que el Congreso de Estados Unidos dictó a finales de 2014.

El instrumento facultó al presidente de ese país, Barack Obama, a quitarle la visa y congelarle bienes en ese país a funcionarios venezolanos acusados de cometer abusos y perseguir a la disidencia.

La sentencia 100 que el 20 de febrero de 2015 dictó la Sala Constitucional, a la cual le dieron el calificativo de “histórica”, fue la respuesta a un recurso de interpretación que nueve días antes interpuso el procurador encargado Reinaldo Muñoz de los artículos 1, 5 y 322 de la Carta Magna, los cuales establecen que la República es independiente de todo poder extranjero y que es el pueblo venezolano quien dirige sus destinos.

“EEUU no tienen jurisdicción alguna, de ninguna intensidad, forma o atributo, para sancionar y promulgar actos de faz legal con aplicación en la República”, declaró el máximo juzgado, el cual agregó que la ley de sanciones “carece de validez y efectividad y es absolutamente nula su ubicación o existencia en el plano jurídico para la República y sus nacionales”.

El pronunciamiento parece no tener mucho sentido, por cuanto el instrumento no pretende tener valor en Venezuela sino que simplemente autoriza al Gobierno de Washington a quitarle el permiso de ingreso a ese país y congelarle las cuentas y bienes que tengan en su territorio los venezolanos sospechosos de violar de Derechos Humanos, es decir todas las medidas serían de aplicación en el territorio estadounidense y no en el nacional.

Sin embargo, la Sala defendió su dictamen señalando: “El presente fallo persigue además el deber humano de reivindicar los derechos de todos los pueblos que históricamente han sido víctimas de acciones injerencistas e irrespetuosas y, al mismo tiempo, alzar la voz de la conciencia jurídica universal para que cese toda acción que atente contra el Derecho Internacional, el Derecho de los pueblos y la humanidad”.

Empero en los últimos meses el contenido del fallo ha demostrado ser ineficaz, pues el número de funcionarios venezolanos sancionados por EE.UU. gracias a la polémica ley no ha dejado de crecer e incluso a los miembros de la Sala Constitucional, como Carmen Zuleta de Merchán y Arcadio Delgado Rosales, han engrosado la lista.

Extracto de la sentencia

la ley para la defensa de los derechos humanos y la sociedad civil en Venezuela 2014”, así como otras acciones emprendidas por los Estados Unidos de América, en contra de la República Bolivariana de Venezuela, del Estado venezolano y del Pueblo venezolano, no sólo vulneran todas las fuentes del Derecho Internacional (principios, jurisprudencia, costumbres y tratados y otros instrumentos internacionales), sino que adversan los más emblemáticos criterios jurídicos y éticos de la humanidad, además de quebrantar normas, valores, principios, derechos y garantías tanto del Derecho interno de la República Bolivariana de Venezuela, como, probablemente, del propio Derecho interno de aquel Estado que ha desplegado estas írritas y lamentables acciones de agresión”.

Ficha Técnica

República Bolivariana de Venezuela, encabezada por el Viceprocurador General de la República
República Bolivariana de Venezuela, encabezada por el Viceprocurador General de la República
Admitió la demanda e interpretó los artículos
SC-TSJ-Gladys-Gutierrez-232x300Ponencia conjunta: Gladys María Gutiérrez Alvarado, Arcadio Delgado Rosales, Carmen Zuleta de Merchán, Juan José Mendoza Jover, Calixto Ortega Ríos, Luis Fernando Damiani Bustillos, Lourdes Suárez Anderson.
Share This