Christian Tyrone Zerpa, de furibundo diputado chavista a magistrado imparcial

christian-zerpa-tsj-web-600-x-450

“El candidato de la oligarquía representa la privatización de las empresas y echará por la borda todo lo que se ha hecho en 14 años, mientras que el candidato Nicolás Maduro propone seguir los planes y actividades que se han venido desarrollando en pro de la patria”. Con estas palabras, el hoy magistrado de la Sala Electoral, Christian Tyrone Zerpa, llamó a votar por el presidente Nicolás Maduro en marzo de 2013.

En su condición de diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Zerpa hizo campaña a favor de Maduro, quien el 14 de abril de 2013 ganó la primera magistratura nacional en unas reñidas elecciones. “El candidato de la derecha es hijo de la Cuarta República, en cambio, Nicolás es el hijo de Chávez, es garantía de la continuidad de la gestión del Presidente”, enfatizó el legislador.

Zerpa pasó de militante del chavismo a juez imparcial en un día. Su nombre integró la lista de los llamados “magistrados exprés” que la Asamblea Nacional de mayoría roja designó en una sesión extraordinaria el 23 de diciembre de 2015. La oposición denunció que Zerpa votó por él mismo para integrar la cúpula del Poder Judicial, pues al momento de escoger a los togados aún se encontraba ocupando su curul en el Poder Legislativo.

Hoja roja

La hoja de vida de Zerpa es roja, rojita. Egresó de la Universidad de Los Andes (ULA), como politólogo y abogado. Entre 2009 y 2010 se desempeñó como director general de Proyectos Especiales y responsable de coordinar los distintos proyectos de modernización institucional en el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

Pasó por la Gerencia de Seguimiento de Petróleos de Venezuela, fue viceministro de Relaciones Presidenciales en el Despacho de la Presidencia de la República (2007-2008) y también llegó a ser director nacional adjunto de Identificación Civil en la extinta Oficina Nacional de Identificación (Onidex) en 2006.

Entre 2002 y 2005 asumió distintas tareas en la Gobernación del estado Mérida, bajo la gestión de Florencio Porras. Su experiencia política-partidista se remonta a 1994, cuando fundó en la ULA el movimiento estudiantil Utopía 78. Ocupó distintos cargos de dirección en el desaparecido Movimiento Quinta República (MVR) en el estado Mérida.

Asimismo, fue responsable de Política Electoral (Padrón de Testigos) del Comando Miranda (para la segunda reelección del difunto presidente Hugo Chávez en 2006) en el estado Trujillo y jefe de Política Electoral (Padrón de Testigos) del comando de campaña de Hugo Cabezas a la Gobernación de Trujillo en 2008.

Share This